viernes, 29 de abril de 2005

Barcos



Los barcos vuelven a casa, como nosotros, después de navegar y surcar mil aguas, después de avistar y perder, después de probar y encontrar, y mientras la brisa está azotando nuestras caras que van buscando una esperanza.

2 comentarios:

Teresa dijo...

justo ayer pensaba en lo mismo, en la esperanza, en el mar, y en volver.
un saludo

Bergeronnette dijo...

Me encanta este post lleno de energía. A pesar de las tormentas, de los truenos y rayos, siempre hay espectáculos dignos de verse y se encuentra siempre un retorno, o una vuelta a casa, con un bagage encima que nos ayuda a ver las cosas de distinta manera.

Besos