miércoles, 11 de octubre de 2006

Viajar




















Podemos hacer nuestro propio viaje sin movernos del sitio, sentir las emociones de la velocidad en el rostro, balancearnos para seguir el nivel del terreno y esquivar las imperfecciones. Quizás no vayamos a ningún sitio, pero seguro que ha merecido la pena si somos capaces de emocionarnos con nuestra imaginación

3 comentarios:

Alicia 2.0 dijo...

Pues a mi lo que me gustaría saber es donde se pueden comprar esos calcetines

Anónimo dijo...

Me fascinan los mimos. Y el texto que acompaña a la fotografía, perfecto.
Acabo de recordar una foto que puede que saque del baúl.

Un Saludo.

ladydark dijo...

XDDDDDD, que me parto. Yo también quiero unos calcetines de esos Alicia.