jueves, 30 de junio de 2005

Cantautores



Cantar y contar. Oficio de cantautor. Melodías que lleguen y letras que transmitan reivindicaciones, belleza, amor por el paisaje y sus gentes, lamentos por la pérdida o por ese algo que nunca llega, denuncias de graves hechos o historias curiosas. Siembran la búsqueda de lo auténtico, de lo genuinamente nuestro que tantas veces olvidamos. ¡Viva la libertad!

10 comentarios:

Teresa dijo...

Si! pero que canten por favor que algunos son un poquito pesados jajajajja

besos

MrMann dijo...

La sombra parece que es la de Labordeta y, si es así, vuelvo a cagarme en la madre que lo parió, como hice hace un tiempo en este mismo blog.
Cantautores buenos hay y ha habido pocos, muy pocos...

Javier dijo...

MrMann, te has vuelto a confundir de sitio. Te vuelvo a repetir que este no es el lugar para hacer las necesidades en la madre de nadie. Discrepa, rebate, porfía con vehemencia o defiende a ultranza tus posiciones, pero no caigas en la rabieta del insulto. No te pega.
Cantautores buenos hay pocos, es cierto, y algunos hablan demasiado en lugar de cantar. Algunos tienen gracia hablando, pero otros...

MrMann dijo...

Kelkian, la argumentación y el insulto son dos caras de la misma moneda: una cosa no existiría sin la otra.

Athe dijo...

Chicos porque no resolvéis esto como hombres adultos, es decir a bofetadas y en la calle...

Me apunto a veros retozando por el barro mientras averiguáis quién tiene razón ;o)

Por cierto me gustan los cantautores, la mayoría me caen mal pero me gusta su música y sobre todo las letras.

nuse dijo...

Mr. Mann no estoy en absoluto de acuerdo con eso de la misma moneda. Se puede argumentar sin insultar e insultar sin argumentar...
Creo que podrias opinar de Labordeta sin llegar al insulto, otra cosa es que no te apetezca claro!

Cide dijo...

Me ha gustado el post y la foto.

A mí algunos también me parece unos pesados. Al fin y al cabo voy a los conciertos a verlos cantar no a que me den la chapa o a ver cómo ligan con las petardas de la primera fila.

Del resto no opino. Me encantan los que insultan opinando y lo hacen con gracia, con ironía, socarronamente, aunque sea contundentemente y desde las entrañas, pero la frase de que la argumentación no existiría sin el insulto no merece ni un golpe de tecla más.

acróbatas dijo...

Yo, por ejemplo, pediría a Ismael Serrano que cantase más y hablase menos... A otros, les daría más cuerda para que, con gracia y estilo, se comprometiesen con el día a día como sólo ellos saben hacerlo.

Pues eso! :-)

Javier dijo...

He oido que Ismael Serrano es aburridísimo soltando peroratas. Mejor cantando. Gracias por pasar por aquí, acróbatas

APOLLINE dijo...

Une mode féminine originale