jueves, 11 de enero de 2007

Rey Melchor

















Querido Rey Melchor:

Quiero darte las gracias por haber sido bueno conmigo estas Navidades trayéndome el regalo que te había pedido. Un día antes que nadie, además. Quiero agradecerte también todos los regalos que me has ido trayendo desde que te ponías debajo de casa de mis abuelos en la calle Alfonso para escuchar a los niños lo que queríamos que nos trajeras. Me hubiera portado bien o no. Ya sé que es un poco tarde el agradecimiento, pero es que me he acordado ahora.
Un afectuoso saludo
Javier

P.D. : No me importa que abras la nevera para coger lo que quieras. Ya sé que hace años que no les pongo agua a los camellos ni un trozo de turrón.

2 comentarios:

Fernando dijo...

Tierno...muy tierno.

Anónimo dijo...

No olvides que no es que ellos hayan sido buenos. Eres tú el que por alguna razón te has merecido ese regalo.

Recuerda que a los niños "malos", Sus Majestades o no les conceden sus deseos o les traen carbón...
Elisa.