miércoles, 3 de enero de 2007

Plegaria
























Señor, no permitas que mis objetivos para este año queden diluidos por miles de tentaciones internéticas. Que esta maravillosa herramienta no se convierta en una fuente constante de dispersión.

* No sé si los del bazar chino han entendido que esto es un belén, pero lo de poner la aureola de San Joaquín a los cuatro adultos es algo que me tiene muy sorprendido. ¿Será que el abuelo del niño Jesús tiene santidad para dar y vender?

3 comentarios:

Lunai dijo...

¡AMEN!

Javier López Clemente dijo...

La mano con una llaga made in china es todo un icono

Cide dijo...

Aunque hubieran acertado con el nombre de cada uno, me recuerda a los cromos de futbolistas que llevan su nombre sobre la foto.