miércoles, 10 de enero de 2007

Musas
























Muchas veces la buscamos y no la encontramos.
Falta nuestra musa. Trabajamos en un escrito y nos viene una melodía estupenda. Intentamos pintar un boceto fantástico y nos llega una locuacidad estupenda. Lo mejor: cuando venga nuestra musa que nos coja trabajando.

6 comentarios:

hera dijo...

Es la eterna cuestión, las musas vienen porque estamos o vamos por que ellas están?.
Sirve solo creo el 10% de inspiración y el 90% de transpiración...trabajar:-)
Un saludo

Javier López Clemente dijo...

"las musas ya no reciben
están ocupadas en afilarse las uñas"

Daniel Rabanaque

Javier dijo...

Estás en lo cierto, Hera. El trabajo es la base de la inspiración. Bienvenida a este blog. Saludos

Fernando dijo...

Trabajad malditos, trabajad, que yo la musa estoy ocupada...;)

José Antonio dijo...

impresionante ese 200...

Javier dijo...

Jajaja ¡qué buenos son los Reyes, José Antonio...!