jueves, 2 de noviembre de 2006

Otoño



















Este año en Zaragoza capital estamos teniendo un calor inusual para estas fechas. Muchos árboles aún tienen las hojas sin amarillear y están empezando a caer todavía verdes.
Ahora en el Pirineo hay una sinfonía de colores en los bosques.
No os la perdáis.

1 comentario:

Fernando dijo...

hermosas fotos...viene el tiempo del silencio en el campo y el crujido de la sombra...pero cada vez queda menos para empezar de nuevo..un abrazo