jueves, 23 de noviembre de 2006

Mirada azul
























Cuando lo ví me pareció que también me miraba. Quizá era un héroe griego, pero podía ser también una bella bailarina con tocado de plumas o simplemente una máscara de carnaval. Comprendí que ese edificio había tenido mucha vida y podía ser cualquier cosa. Yo seguí andando, pero mirándole de reojo.

4 comentarios:

- O S A K A - dijo...

buenísima

ana a. dijo...

La foto espléndida, pero el anagrama del banco que ha destrozado la fachada... Me quedé atónita cuando lo vi: esas tres hojas raspadas en la piedra han roto la decoración original del, tal vez, mejor edificio modernista de la ciudad. Por no nombrar los colorines del tejado. ¿Por qué y quién lo ha permitido? Besicos, Javier.

Javier dijo...

Hasta que no saqué la foto no me di cuenta del anagrama que habían puesto los del banco destrozando el motivo anterior, que no recuerdo cual era. Una pena romper parte de la obra original. Y una alegría por recuperar el resto del edificio

- O S A K A - dijo...

estoy totalmente de acuerdo con ana a: se lo han cargado bastante con ese peazo de anuncio colgante...verde!!

n a c o