miércoles, 24 de mayo de 2006

Destino
















Tenía pensado el momento, la manera, las alegrías, los viajes, la preparación al detalle... Iba un poco pillado de tiempo, pero podría terminar las cosas tal y como yo quería. Todo iba a salir bien. Pero no se puede prevenir el destino y las cosas pueden cambiar. Quizá demasiado bruscamente.

2 comentarios:

lunai dijo...

Es imposible preverlo todo, el destino es a veces demasiado caprichoso, pero hay que seguir con la mejor sonrisa y no vernos abrumados por las circunstancias. Ánimo.

jio dijo...

...quizá demasiado bruscamente.