sábado, 25 de febrero de 2006

Manto blanco
















Nieva. Nieva mucho. El silencio invade todo. Un manto grueso de quietud nos cubre. De repente el viento se enfurece y lanza los copos con fuerza. Nos manda un frío intenso que nos estremece. Mi mente crea la visión de una llama que da calor y vida. En esos momentos añoro un hogar.

2 comentarios:

Anavi dijo...

Qué lindo! he visto las imágenes en el telediario y más alla de que causa trastornos en el tráfico, la nieve es algo que no sólo cambia el paisaje sino que también altera el corazón de las personas!
Saludos de Anaví

MrMann dijo...

Bueno, también puede ser un incordio bastante grande... yo prefiero verla sólo de vez en cuando.