lunes, 12 de septiembre de 2005

Presencia





















No era el más bonito ni el más perfecto, pero estaba ahí

1 comentario:

cierzo dijo...

La belleza es algo absolutamente subjetiva; lo que para ti es precioso, a otro le puede resultar horrendo y viceversa.
En el mundo tiene que haber cabida para todo. En nuestras manos está el hacer bonito hasta aquello que resulte, de entrada, desagradable.
Aunque pienso que hay algunas cosas, personas, etc., que nunca tendrán cabida en este mundo que acabo de citar. De todas formas, creo que estas últimas son las menos.
(Hay que ser optimista)