miércoles, 21 de septiembre de 2005

Crepúsculo




















Anochece, pero vuelve la luz. Se va el día y llega una noche plena y radiante.
"En la arena árida del propio orgullo no se hacen los cimientos"

2 comentarios:

MrMann dijo...

estoy de acuerdo.

Cide dijo...

qué bonito Kelkian. Estás últimamente de un poeta...

Tu blog es una maravilla.