viernes, 19 de agosto de 2005

La vida




















- ¿Quién es?
- La vida
- ¿Qué quieres?
- Que me vivas
- Déjame en paz
- Me estás desaprovechando
- Eso a tí no te importa
- Tengo un montón de cosas que ofrecerte y tú estás apático, metido en tu mundo y perdiendo muchísimas oportunidades de todo tipo
- He dicho que me dejes
- El tiempo pasa, las cosas van siendo distintas y tú te desesperas por no haber hecho lo que debiste en su momento. Yo estoy contigo esperándote, aunque no sé cuanto tiempo estaré. Empieza a vivirme ya...
- No quiero. Mi vida es un rollo y todo me sale mal. Ya no tengo amigos y todo el mundo tiene su vida hecha. No hago más que encontrarme gente rara y no me apetece ir solo a los sitios.
- Víveme
- ¿Pero tú eres idiota?
- No te crees que tú eres estupendo y que puedes tener una vida que merezca la pena, ¿no?
- Pues no
- Entonces lo mejor es que me vaya
- ¿Cómo que te vas?
- Si no quieres vivirme lo mejor es que no esté contigo.
- Espera, espera. A ver, ¿cómo es esto de vivirte...?

4 comentarios:

Athena dijo...

Y se murió?

Javier dijo...

No se murió. Empezó a tener fe en sí mismo y a ser feliz.

Cide dijo...

ojalá fuera tan fácil decidirse a vivir la vida propia. Si fuera así de fácil no veríamos la calle llena de cadáveres que caminan sin saber a dónde.

ciclotimia dijo...

Bella historia... Y que tendríamos que aplicar muchas veces.
Un saludo