miércoles, 20 de junio de 2007

Esquivando el agua

















Todos solemos hacer lo mismo que esta niña en el parque de Ranillas de Zaragoza: esquivar los imprevistos y no mojarnos.

4 comentarios:

Carmen Villanueva dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Mamen dijo...

Comentaba que me apeteció el otro día meter mis piernas en la fuente del parque Grande al ver como otros sí lo hacían, pero me reprimí. Me fastidia ser a veces tan mirada.

Teresa dijo...

Ey, no he estado nunca, que refrescante!

besicos

aprendiza de risas dijo...

Esquivar los imprevistos es de sabios, bajo mi modesto entender. No mojarse en los asuntos de la vida... pues depende: conforme vas "creciendo" te das cuenta que algunos merecen la pena y otros es mejor dejarlos pasar porque no conducen a nada positivo.
Eso sí, hay que saber sacar la enseñanza de todos ellos.

Besos de aprendiza,