martes, 24 de abril de 2007

Felicidad

















No viví mi anterior vida, sino que me aferro a ésta con locura. Desgarro mi aliento con vivas al amor, al infinito, a la amistad y a todo lo verdadero que pueda encontrarse. No hay nada que pueda superar el abismo del éxtasis, el gozo sublime de transpirar felicidad y transmitir mil millones de veces que no hay ninguna chispa que deba incendiarnos para sentirnos así

5 comentarios:

Valeria dijo...

Quiero saludar al hombre que siente y dice tales cosas: Hola Javier! Y gracias por las flores, siempre que hayan flores voy a estar agradecida.

Javier dijo...

¡Hola Valeria! Que haya siempre flores para recordar que tenemos que preservar siempre lo frágil y bello. Besos

Anónimo dijo...

Me encantaron tus "Flores imperfectas" y éstas también. Ser capaces de apreciar la infinita belleza de una simple flor...¡Qué suerte tenemos!
Las personas que viven la vida intensamente siguiendo los dictámenes de la naturaleza, sin duda, transmiten esa felicidad a los demás. Son esas personas que siempre van envueltas en un aura de alegría, de amor, de amistad y
que tienen como lema en sus vidas la palabra "dar". Son escasas, pero
¡existen!
¡Saludos! Laura.

Fernando dijo...

Venga la primavera en los corazones!

ynarud dijo...

No viví mi anterior vida, sino que me aferro a ésta con locura.
Despues de estas palabras, este sentimiento y optimismo por la vida... tan solo puedo decir:
pegaré con ilusion tu frase en mi espejo... y cada una de mis mañanas la memorizare en mis adentros... para aferrarme a ésta con locura.
saluditos,