jueves, 28 de diciembre de 2006

No soy inocente

















Que no. Que no me lo creo. El letrero de "Soy diabetico. Tengo mujer y tres hijos. Por favor ayuden me" hecho con la letra del predicador de la calle Boggiero no cuela. No dudo que las circunstancias de la vida le hayan sido esquivas y pase por apuros económicos, pero estoy convencido de que su sitio no es la mendicidad. Es el primer "mendigo" que veo con un anorak con publicidad detrás. Y con su caja de fruta nuevecita. Eso sí, las letras del cartel al modo tradicional, que parezcan mal hechas. Hay varias instituciones que no van a tener inconveniente en ayudarle con sus necesidades. No todos somos "inocentes"

3 comentarios:

Fernando dijo...

Uf!...mendigos, hay arte en el modo de vivir sin trabajar pero eso ya nos viene desde el s.XVII y las cortes de los milagros...

Javier López Clemente dijo...

Suscribo y viva el arte de la interpretación.

Javier López Clemente dijo...

Hoy lo visto actuar en vivo y en directo. Me he acordado de esta bitácora.