lunes, 9 de enero de 2006

Siguiendo la huella
















A veces tenemos la sensación de caminar sin rumbo, de ir en busca de algo que los demás siguen, de ir muriendo en el intento de alcanzar lo que realmente somos. Y la vida sigue allí. Y nuestros sueños también.

2 comentarios:

Cide dijo...

muchas veces añadimos cosas a nuestra vida para buscar lo que realmente somos. Y no es el mejor camino. Lo mejor para saber lo que somos es quitarnos la coraza, sentir el frío, el calor, permitir que nos hieran, saber a qué sabe el amor pero también el desamor. Sólo permitiéndonos sentir llegamos a encontrarnos a nosotros mismos.

Evita Dinamita dijo...

Los sueños son para perseguirlos. Y la vida, para conocernos poquito a poco.