domingo, 31 de julio de 2005

Atardecer
















Al final del día la mirada añora un momento de tranquilidad reparadora, un momento de belleza en el que la mente disperse su inquietud y su anhelo de infinito.

5 comentarios:

Javier dijo...

Esta imagen la encontré en Florencia y me cautivó. Mi certeza todavía no la he encontrado, aunque por el camino he ido descubriendo certezas maravillosas.
Muchas gracias por tu comentario y por tu visita. Bienvenida.

acróbatas dijo...

¿Es desde el Ponte Vecchio o es lo que se ve? Florencia es una de las ciudades con más magia que he visitado nunca...

Besooosss...

Javier dijo...

Efectivamente, esta imagen está hecha desde una de las esquinas del Ponte Vecchio, mirando donde el sol quería dejarnos.

Roberto Iza Valdes dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.
Ana dijo...

Sencillamente increíble...
Tienes un don, que es el ser capaz de captar lo bonito de las pequeñas cosas, de los detalles, de cada instante, y poder transmitirlo a los demás con una imágen. Me has dejado varios minutos mirando cada instantánea. Enhorabuena, esto es alucinante.
Que sigas haciendo tan buenas fotografías.