martes, 6 de marzo de 2007

Agua azul



































Los cambios en la naturaleza por la mano del hombre pueden ser infinitos. Los montes ven cómo se cortan sus laderas por doquier para edificar miles de altas casas en lugares idílicos. Eso sí, los constructores tienen que armonizar sus edificios con el paisaje. Que las hileras de casas tengan un estilo neomontañés coqueto.
Y que las depuradoras dejen el agua bien azul. Aquí lo han conseguido.

5 comentarios:

Javier López Clemente dijo...

¡Me encanta este agua de neon!
Al principio pensé que era un cubata de Bombay desparramao.

Salu2 córneos

Javier dijo...

Jajaja Un cubata de Bombay Sapphire, claro.

Fernando dijo...

Salen los héroes borrachos que lleváis dentro..

nubes dijo...

Estoy harta de los destrozos humanos urbanísticos por el Pirineo y por las costas y por toda España, vamos, por mucho que intenten imitar el estilo montañés Es todo tan falso, tan artificial y se estan cargando cada milímetro precioso de nuestra naturaleza.

Anónimo dijo...

Impresionante juego de luces en este paisaje urbanístico. Comtemplarlo produce una gran sensación de calma y serenidad.