viernes, 1 de septiembre de 2006

Coraje
















"El coraje no es la simple ausencia de miedo, sino la conciencia de que hay algo importante por lo que merece la pena arriesgarse.
Y, si pudiendo y debiendo, no ejercemos ese poder, se esfuma lentamente de nuestra alma hasta que la resignación, la apatía,
la pereza y la tristeza nos devoran"

Alex Rovira - Los siete poderes

P.D.: Cuando a veces tenemos el alma en baja forma viene bien que aparezca un entrenador personal que nos ponga las pilas. Aunque sea desde un libro que pensemos que es una tontería. Luego sorprende.

9 comentarios:

Javier Torres dijo...

¿Pilas de Plata-Zinc?

Lo mejor para poner las pilas: la sonrisa.

J. ;)

Alicia 2.0 dijo...

¿No pensarás saltar? :o)

Javier dijo...

Si merece la pena, por supuesto

Anónimo dijo...

"Los años arrugan la piel, pero renunciar al entusiasmo arruga el alma"
Tienes razon, cuando estamos en baja forma hay que buscar razones para seguir adelante.

Un saludo
Jara

http://cawertlanaturaleza.blogspot.com/

cierzo dijo...

Hay libros que me han sorprendido un montón y que, como dices tú, me han servido de entrenadores. Este verano he leído varios de ellos, muy buenos. Me han hablado tb del que tu has sacado esta cita. Hoy he recibido un "entrenador" por correo; un regalo de un buen amigo. Ya te contaré.
Besitos desde "el gimnasio"
Cierzo

Anónimo dijo...

Cuando la vida te dé una razón para llorar, demuéstrale que tú tienes mil para sonreír.

Anónimo dijo...

Eres bueno Javier y, en este momento, están siendo mi entrenador personal. Gracias.

inma dijo...

Si, pero llora! y después demuéstrale como dices que tú tienes mil para sonreir. :-) Besos

Martín dijo...

Algunas cosas comparto.. otras no, y que me parecen las más importantes.. como coraje.. o valentia (me gusta más). Es un groso error pensar que coraje o valentia es la susencia de miedo, valentia o coraje (actitud valiente), es aquel que TIENE MIEDO, Y LO ENFRENTA!. El que no tiene miedo no es valiente, seria más un loco. El miedo es clave para el valiente, sin él, no exite valentia o coraje.

La esperanza tiene dos hijas: la Ira.. ante el estado de las cosas.. y la Valentia, para enfrentarlas.