sábado, 15 de octubre de 2005

Necesidad
















No sé por qué pero muchas veces en mi vida he pensado que podría acabar mis días en la indigencia. Una mala racha, la pérdida del empleo, la falta de fe en uno mismo, el fracaso de un proyecto, un orgullo mal entendido, la soledad... A veces pienso que la vida es una curva de la carretera. Muchas veces vamos lanzados y en mitad de la curva intentamos recuperar la trazada a duras penas. Otras reducimos antes de comenzar el giro y seguimos el camino sin problemas. Lo importante es seguir.

3 comentarios:

Alicia 2.0 dijo...

Como se nota que tenemos coche nuevo que a todo le buscas metafora automovilística je je

Cide dijo...

También es importante ser consciente de que ante cualquier adversidad encontraremos un camino por el que seguir.

MrMann dijo...

En la indigencia puede que no.... pero lo que es seguro es que tu vida podría cambiar radicalmente en la próxima media hora.
tic, tac, tic, tac, tic, tac